Entradas

Mostrando entradas de 2014

A media huida

Imagen
Parecía que cerrando la puerta los monstruos iban a desaparecer, pero no. 


Eran sus monstruos... ¿Cómo los iba a dejar encerrados? Ahí, comiéndose los unos a los otros. Al final, salía de la casa y los monstruos encontraban la manera de enredarse en su cabello, se colgaban de sus pestañas y le arañaban las ideas.

Nació Enamorada

Imagen
Ésta niña nació enamorada de la vida... Déjenla ser. Por un rato se olvidó de tanto, y ahora vuelve. Se siente bien que vuelva, la he extrañado.
Imagen
Hace mucho que no escribo, pero tengan la certeza de que nunca he dejado de sentir.

Te regalé mi sonrisa.

Imagen
Te la regalé sin pedir garantías, y cuando te fuiste, te la llevaste completa. Ahora lloro mucho y de la nada, cuando veo una película, al escuchar una canción, al ver el gran amor que surge entre dos personas, ya sean pareja, familia, hasta mascotas... Me preguntó cuándo volveré a sentirme de la misma manera. Parece que te sigo buscando a ti, pero ya no es a ti a quien busco, si no a tu idea, a todos esos sueños que sembraste en mi cabeza y te llevaste arrastrando para liberarlos por ahí.
Mi sonrisa ya está conmigo de vuelta y todos los días es un poco más fuerte, un poco más brillante. Ella y yo nos hacemos compañía, somos un buen equipo, nos recordamos que aunque ya no estás, estuviste. Que aunque ya no vengas, te quedaste, al menos en lo bueno. Un día voy a dejar de escribirte, pero no por eso voy a olvidarte. A ti nunca voy a olvidarte. Tanto.

El problema

Imagen
"El problema con Constanza es que piensa con el corazón y no con la cabeza..."
Y al final creo que el problema es que cuando pienso con el corazón, se me desaparece la inteligencia, me olvido de lo que es bueno para mi y me quedo con lo que me hace sentir bien... Y a veces sentirse bien a corto plazo, es bueno, sí, pero no es todo. Sentirse bien a corto plazo al final me mete en muchos problemas. Escuchar a mi corazón sólo hace que me duela, porque el mundo hace rato dejó de ser lo rosa que me lo pintaban.
Elijo ser feliz, ser optimista y antes que nada y después de todo, querer. Querer con todo mi corazón, aunque no siempre venga de vuelta... Y pues nada, das la mano y te devuelven el pie. Las cosas del corazón son complejas, los dichos del pasado sólo sirven para ésta época, ésta es nueva, y diferente, y los valores y pasos a seguir son distintos...

Y entonces ¿qué hago?¿Me olvido del corazón?

Cicatrices nuevas

Imagen
Una cicatriz, un tatuaje, algo visible, algo subcutáneo, algo un poco más que invisible y sin embargo, tan permanente.

En una carta te hablé de tus cicatrices, de esos golpecitos al pecho de los que no sabía nada, y sin embargo, estaban en todos lados, colgando de tus pestañas, en tu cuerpo, en cada una de tus acciones.
En ése momento no sabía que esa carta me la escribía también a mi misma, que cada palabra resonaría en mi corazón, una y otra vez.
Te volviste una cicatriz nueva, sin que yo lo quisiera ni tu lo esperaras. Una cicatriz fresca que todos los días me enseña algo.
Te hice presente con mis propias palabras, cada vez que las recuerdo, te recuerdo a ti, tan innecesariamente distante, tan tonto ligar palabras a personas... Las palabras quedan, las personas se van.

Comernos a besos.

Imagen
Silencio. Entonces me presentas una propuesta tan directa que no puedo resistirme. ¿O puedo hacerlo? Te veo a los ojos y sonrío. Las cosas son diferentes. ¿Es que tengo la opción de hacer algo que quiero? Tú quieres. Ahora lo sé. Yo no sabía que quería. Ahora creo saberlo. Quiero responder, quiero responder con acciones, pero es que tu y yo estamos en dos lugares  tan diferentes. Te miro y sabes que voy a decirte que sí.

Pedacitos.

Imagen
Un día no me voy a acordar de tu nombre ni de tus sueños ni de tu cara. Ni del modelo de tu coche. Ni de los besos que compartíamos. La manera perfecta en que tus dedos y los míos se entrelazaban no será más que una canción de viejos amores. Un día recordaré nuestras escapadas anónimas como una aventura sin rostro, una entre tantas de la colección. Vas a estar mezclado entre recuerdos y sensaciones y no podré distinguir si eras tu o alguien más. Tus gestos cuando me querías, tu respiración en mi cuello, tu olor inconfundible que a veces me trae el viento...
¿Quién dijo que podíamos olvidar? Nunca olvidamos del todo, siempre hay algo que se queda. Me quedo con las ganas de quererte más, de quererte libre. Me quedo con tu risa chueca contagiándome. Me guardo tu dolor recordándome que siempre se puede ser feliz.
No sé que tanto de ti se quedó en mi, ni si algo de mi estará contigo. Me perdí en tus ojos y, a veces, creo que eso fue suficiente. Nuestra historia fue mi favorita mientras du…

Efímera

Imagen
Efímera, así me siento. Desaparezco, poco a poco, y puedo notarlo. Es inevitable notar el paso del tiempo. Nos ponemos plazos y observamos que, sin darnos cuenta de cómo, se cumplen. No dejan de cumplirse, uno a uno, creamos nuevos, la misma historia. Todo es sueño y realidad compartida, no puedo dejar de despedirme, todo se va. Demasiada felicidad concentrada.

Quiero dejar de ser un instante y convertirme en algo eterno...

De cuando comenzó el juego.

Imagen
El y yo teníamos algo diferente. No estaba bien, pero lo disfrutaba a cada momento. Ésa incertidumbre. No sabía que tan involucrados estábamos hasta el día que lo vi derrumbarse frente a mí, perdido en un huracán de malentendidos y confusión. Una noche en la que no existía el ruido ni la gente. De esos momentos en que el tiempo se detiene. La última noche que nos besamos para volver a ser dos conocidos con una historia compartida.
Disfruto tanto recordarlo, sonrío, sé que no estaba bien pero como pocas veces en la vida hice lo que quise.

Hasta que pasa...

Imagen
Uno no se da cuenta del tiempo que pasa, hasta que pasa...
La última vez que escribí acá fue en septiembre, hace casi 6 meses, y podría parecer que estoy ausente, pero en realidad no lo estoy. Simplemente, ocurren momentos en que la vida misma absorbe más tiempo y nos aleja un poco de las cosas que nos gustan. Siempre estoy pensando en escribir y al final no hago nada...
Hoy regreso, con la iniciativa de no abandonar esto un rato más. Espero que alguien se quede conmigo.