Ir al contenido principal

Entradas

¿Por qué me gusta lo que me gusta?

Que hay cosas lindas que nos entran por los ojos y morimos de amor.
Siento como todo me corre por dentro. Felicidad y confusión al mismo tiempo. Incertidumbre y sueños. No quiero querer más. Pero lo quiero.
Escucho tu nombre y el corazón empieza a golpearme el pecho. ¿Por qué pienso en ti tanto rato? Escucho tu nombre y siento las mariposas. Te veo y las palabras se me esconden. Siento calorcito en la mirada, se cuelga de mis pestañas y entra enseguida. ¿Por qué me gustas? ¿Por qué pienso en 'gustar' y pienso en ti?
Me gusta la comida, y la sensación del agua entre mis dedos. Me gusta tu sonrisa. Tu silueta que viene desde lejos. Me siento monótona, pensando en ti todo el tiempo, a ratos pero todo el tiempo.
Hace mucho que no me pasaba, y me siento nueva en esto. Pero intenté desviarme del tema y regresé a ti, siempre regreso a ti y tu regresas conmigo.
Que me gusta la hamburguesa y tú, y termino con la grasa y tu recorriéndome las venas. Y no sé cuál me gusta más, y cuál me …
Entradas recientes

En las manos.

Tú no lo sabias, pero le hiciste un cariñito que se le escondió atrás de las costillas. Llegó a instalarse sin pedir permiso. En cuanto hizo contacto tu piel con la suya sintió esas chispas que sólo la magia es capaz de crear. Y aprovechó el momento para enredarse entre sus cabellos.  Lo comparte. Porque es bello y porque compartiéndolo crece, pero en el fondo sabe que es tuyo y cuando lo hace, piensa en ti. Se llena con el amor de ese momento hasta que saborea una sonrisa tan dulce y tan sutil invadiéndole la boca. Las mariposas lo conocen, juegan con el y le hacen cosquillas. 
Lo que todavía no puede comprender es como cosas tan pequeñas, tan cotidianas y de todos los días, como el roce de un dedo con su cuerpo conecta tan rápido con un corazón. Y lo infla, y lo pone rojo, y se sienten calor y sueños entre la electricidad.


Ganas de meterse en problemas.

Involucrarse con él era meterse a una montaña rusa emocional. Eran ganas de meterse en problemas. Era necedad pura y sincera. Todo dice "no" pero yo digo que sí, siempre que sí.
No era el "niño bueno" de siempre. Era lo que se dice un lobo disfrazado de cordero. Pero que buen disfraz tenía.  Lo besé. Con todo mi amor y todas mis ganas, nunca voy a dar menos que todo. Sabía que nada bueno iba a salir de ahí. Que es muy corto el amor y muy largo el olvido. Meh. Elegí vivir de mis recuerdos, de la sensación de sus labios en mi cuerpo, de mis manos en su cabello, de sus manos en mi cadera, de su respiración en mi cuello. Hay cosas que nadie puede llevarse, que nadie puede quitarme, pueden quitarme su boca pero no sus besos.
Cuando lleguen las lágrimas, yo voy a estar lejos.

ENTRE NOS

¡Cuántos secretos me cuentas cada vez que coinciden nuestros ojos!
Tenemos una línea directa que se tiende de pestaña a pestaña, electricidad en cada contacto. A veces me deja inmóvil, parpadeo y recupero la realidad.
Tenemos una sonrisa cómplice y otra para el mundo, y las conocemos bien. No nos hacen falta palabras.
Vivo con la idea romántica de que nos entendemos sin hablarnos; tu, yo y el mundo aparte.
Me gusta sentir tu abrazo en el aire, y sonreír con las cosas que no nos contamos.

Llévame a bailar

Hueles a tierra mojada, a cielo y a principios. Quiero volver a verte, quiero verte más. El Sol ya viene y no he podido cerrar los ojos aún, tengo café, series y tu sonrisa en los poros.
Soy desconfiada por naturaleza, tu le llamas misterio, pero quiero creer. El teléfono está descargado, tu duermes, todos duermen, los sueños flotan y yo les soplo para alborotarlos.
Intento recoger en mi mente las partes de ti para formar una imagen. No tengo más que sensaciones, recuerdos, una idea vaga rebotando entre mis dedos. Juega en el aire, estiro el dedo y se me enreda alrededor. Me mira a los ojos y sonreímos.
Puedo ver el azul afuera, me pesan las pestañas, se hace la oscuridad.

Cuando llego, te vas.

You got chemistry, you only need one other thing... But timing's a bitch.
















Parece que nunca estamos en el mismo lugar, tu dices 'sí', yo digo 'no'. Podrías gustarme sólo hasta mañana, pero ya llevo varios días así. Con tu sonrisa en los párpados y tu beso en la mejilla. Me pregunto si un día nos vamos a encontrar en tiempo y en lugar, o simplemente vamos a ser una de esas historias que quisieron ser pero nunca fueron. De esos amores que se guardan en el corazón con un sabor dulce que llega hasta la sonrisa.

De príncipes azules y otros cuentos.

Era pequeña y tenía instalada la idea de que los besos que recibiera siempre serían de amor. Nunca me detuve a pensar que esa especificación: 'de amor', era importante.
¿Por qué alguien te besaría si no te amaba? No sabía que había más besos y que no todos sabían a amor. Que había sexo, conformidad, pena, venganza y tantas otras cosas detrás de lo que para mí, no era más que la expresión máxima del amor.  Que había besos para cada persona y para cada ocasión. Que a veces llegaban como postre y a veces como consolación.
Mis primeros besos eran de amor. Besaba con mi boca, mis manos y mi corazón. ¿Cuántas veces no me lo rompí por esperar lo mismo? Perder el sentido y hacer lo de todos. Perder el camino y volverlo a encontrar. Besar con mis ojos y mi cintura. Ir con todo el corazón. Querer(te) hasta explotar.