Entradas

Mostrando entradas de julio, 2010
Imagen
Una nota, una lágrima. A cada nota sentía que el alma se le caía en pedazos. La música seguía su curso, su cara se arrugaba más, sus ojos goteaban y sus brazos se apretaban inevitablemente sobre su pecho. (El pianista siguió tocando ignorando su reacción)
Corazón, te dije que ésta vez iba a ser diferente, porque estábamos preparados...
Y sí, no era dolor como todas esas veces, era simplemente un vacío abismal, inexplicable, un vacío que no dolía, pero destrozaba.

Pocas veces me arrepiento

Imagen
O bueno, de hecho nunca lo hago, pero si me pongo a pensar... y hay cosas que no debería hacer (más).

e s p e r á n d o t e

Imagen
Era un viernes en la tarde y llovía, fumábamos un cigarro en la terraza y platicábamos, eso era todo, una tarde tranquila de viernes, y llovía, el sentado en la silla de paja que tanto le gustaba, yo en la hamaca me mecía mientras intercambiábamos nuestras historias. No estaba en nuestros planes salir, ni hacer nada más esa noche, solo esperaríamos a que terminara de llover, nos fumaríamos el último cigarro y entraríamos en la cama a dormir acurrucados. La lluvia hacía rato que nos había dejado solos y estábamos en silencio, el no sé pero yo veía las estrellas, el cielo estaba tan claro. Entonces el me dijo: 'Te amo amor de mi vida'y me besó, con amor, con esa paciencia de quien puede esperarte toda una vida, y yo sucumbí a su beso.
El olor a tierra mojada y nos besábamos, en la nariz, en la boca, sobre los ojos, nos vimos envueltos en un espiral de respiraciones aceleradas y sueños recién nacidos. Ahí fue cuando comenzó a escribirse tu historia, pequeño, un viernes en la tar…

cerca

Imagen
Tus brazos me arropan, inhalas, exhalo, respiramos. Te acercas a mi, lento, y sonríes y el silencio que invade nuestro alrededor no es más silencio, el aire se llena de nosotros. Tu rostro se ve mejor cuando está tan cerca mio, siento tu frente pegarse a la mía, miro hacia arriba y me encuentro con tus pestañas, con tu mirada de almendra. El sentimiento de las primeras veces me invade, sonrío y estrecho tu mano con la mía un poco más. Te acercas un poco más y me aparto, sonríes conmigo, inhalo, exhalas, respiramos. Una mirada más, chocan nuestras narices, se encuentran nuestros labios, se cierran los párpados y se hace la luz...


Oh! destino cuando dos amantes atraídos entre sí se encuentran dignos el uno del otro; y se unen en un beso, quien tiene la culpa más que tú.

Imagen
Siempre has sido tú, el único capaz de generar en mí sonrisas instantáneas con sólo tu idea.