Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2010
Me tomas de la mano y entonces lo tengo todo... y más.

¡Qué hermoso es el mundo!

Hace falta abrir un poquito los ojos para darse cuenta de la belleza que nos rodea, la poesía que se compone segundo a segundo entre las gentes, y también donde no las hay, la maravilla que encierra cada palabra y cada frase. Las diferencias que hacen de este mundo algo maravilloso, cada milímetro algo único.

Tu magia es real, existe a cada segundo, no tengo ni siquiera que remarcarlo porque sabes que así es. Y la ejerces en mi, respiro y ahí estás, descansando sobre mis pestañas, invades mi pecho y me rodeas con tu abrazo.

Quién diga que no pertenece a este mundo, está equivocado. Seguramente no lo han arañado con esa fuerza de amor propio que nace dentro de sí mismo y se esparce infinitamente. Es fácil encontrarse en el viento, en tus ojos, en el azul, caminando, encerrado y aún así libre. La mente te transporta a un mundo bello como solamente él puede serlo y te regala día a día los elementos para sentirte vivo y seguir amando. No desperdicies tu vida sólo existiendo, vive, si estás…

Frio

Y entonces me casaría contigo y filmaríamos en nuestras mentes un happy ever after... Pero, ¿sábes? Por primera vez en tanto tiempo, no quiero apresurarme a que las cosas pasen, quiero caminar a tu lado y que ese momento me dure para siempre, quiero mirar tu cabello moviéndose con el viento, quiero que sigas jugando con el mio, quiero saborearme cada una de esas sonrisas que me arrancas por las mañanas, quiero enmarcar cada uno de los besos que nos damos, quiero... Quiero que nunca cese el frío para que tus brazos sigan haciendo mi cinturón, para seguir teniendote cerca, muy cerca cada vez que te veo...

11.12

Hoy recuerdo el día en que te fuiste de mí...el día en que pensé en ti y mi corazón no se hizo una pasa, ni se puso verde, mucho menos empezó a latir desquiciadamente. Alguien dijo tu nombre y yo sólo sonreí porque entonces supe que habías salido de mi, que habías dejado de estrujarme el corazón. Alguien dijo tu nombre y mi organismo entero permaneció sereno, ningún sobresalto, las mariposas no dijeron nada (por eso me di cuenta de que habías salido, sólo pensar tu nombre y las mariposas hablaban, y hoy... nada). No quedó guardado nada más que buenos recuerdos, más que risas y la sensación de tus dedos entre mis dedos. El corto hilo que nos unía cada vez es más largo, jamás puede cortarse, no tendría sentido, eso lo sé, pero me siento libre de tus ojos, me siento libre para tirar más hilos al viento y alguien decida amarrarlos a su mano. Son las 11.12, la magia se cumplió una vez más.