Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

Carpe diem

Cierra los ojos y piensa en el momento más feliz de tu vida. ¿Qué ves?
Ésa es una pregunta que aparece esporádicamente en mi vida, cuando ella quiere, como ella quiere, pero siempre regresa a mi...  Sigo aqui, más yo que nunca, es interesante como las personas cambian, los lugares dejan de ser nuestros y los momentos pasan, buenos, malos, siempre pasan, y seguimos aquí. Cierro mis ojos y recuerdo tantas cosas, parecen lejanas. Recuerdo mi primer momento más feliz de mi vida, la primera vez que la pregunta llegó a mi y tuve que responderle, no por obligación, sino por curiosidad. Recuerdo cada uno de los momentos que han ido apareciendo cada vez que cierro los ojos pensando en la felicidad más plena, cambian... Siento que ya me he olvidado de algunos. Las consecuencias de vivir. Tantas personas que me abrazaron el corazón, mis sueños cumplidos y los que quedaron pendientes.  Me siento optimista, y eso es bueno. Todas las tormentas pasan, todos los momentos felices pasan. Y vamos por más…

Revolución

Dudo de mi existencia, hago tormentas en vasos de agua y me repito que todo va a pasar, que no es para siempre... vuelvo a dudar. Vivo en una montaña rusa de emociones, de la felicidad al llanto, del coraje al amor. Mi vida está revuelta, hay piezas que debo volver a acomodar (ojalá fuera tan fácil como suena...). Sé que estoy reinventándome, una vez más. Me divierto y lo sufro al mismo tiempo, caigo en círculos viciosos y al darme cuenta de que salí, me encuentro en uno nuevo. Quien diga que la vida no es entretenida, miente. En un impulso te beso, en un instante no existes. Sea como sea, logré lo imposible... De ésta no salgo sino más grande.
Espérame...

En busca de la magia perdida...

Hay días en que me siento invencible, yo contra el mundo y quien se ponga. Pero hay días tan difíciles, días en los que no siento mi magia en lo absoluto, días en los que me olvido tanto de mi, y estoy consciente, y no se cómo arreglarlo...
Cierro ciclos, y me acuerdo de ti... Me pareces tan lejano y lo único que extraño de ti es la magia que yo creaba sólo de pensar en ti... No te extraño, en lo absoluto, pero extraño tu idea más que nada en el mundo. Ese brillo en mis ojos y la cabeza llena de pájaros, tu boca en mis cachetes, mi nariz en tu cuello, mi mano atada al sueño más maravilloso de caminar acompañada, de decidir por dos y sonreír por que sentía que me abrazabas el corazón... No es lo mismo hacerlo sola, y por eso, siempre termino hablando de ti, pero no por tu persona, ya ni siquiera tienes un nombre, sólo eres una idea de algo que fue y me encantaría que volviera a pasar...
Me gustan los días en que me siento invencible, me gustaría tener a alguien con quien compartirlos.…

Reconstrucción

No hay día que no me vaya a dormir con una sonrisa hermosa en los labios, todos los días soy alguien nuevo. 
Me siento como un ser en constante reconstrucción, me armo y me desarmo, tambien me hacen y me deshacen...  Río, sufro, me enojo, lloro y vuelvo a reír.  Vivir nunca había sido tan divertido ni tan intenso. Ponerse a media corriente y dejarse llevar nunca había sido tan placentero. Me siento tan efímera y al mismo tiempo tan eterna...

Dilemas eternos

¿Qué prefieres: amar o que te amen? Sólo puedes elegir una de las dos.

Y al final, sólo se trata de abrir el corazón, desnudar tu ser ante alguien más, quedar vulnerable, darle a alguien más la posibilidad de abrazarte o destruirte... ¿Vale la pena? Probablemente al final quedemos como la principio ¿Solos? Cada quien está tan solo como quiere... Y si nos detenemos a pensar... ¿Realmente llegamos a estar solos? O peor aún... ¿Cuándo estuvimos realmente acompañados? Nacimos solos, con ayuda... pero solos (hay palabras que son fuertes, ésta es una de ellas.) ¿Heridos? Cada quien deja que se le lastime, poco a poco, hasta que duele... 
Y al final, sólo se trata de vivir, de sentir, hasta que duela tal vez, pero que se sienta... Esa ráfaga que nos recuerda que estamos vivos, y que podemos más, siempre podemos más. Que pierdes, que ganas, que vives, que aprendes...  
Yo no cambio por nada esa sensación plena de sentir mi corazón lleno, mi alma contenida a un nivel explosivo. 
Al final, no cambio…

Primeros pensamientos para ti

Amanecí sola, pero contigo. 
Me gusta el sabor de los nuevos comienzos, y me gustas tú. Me gusta la incertidumbre que causas en mí, y al mismo tiempo esa paz y esa calma que me provocas con tu sonrisa.
Me parece que no importa de que manera estés conmigo, pero que estés. Y hoy, me parece que quiero luchar un rato por ti, por un nosotros.
Gracias por dejarme soñar un rato más...