Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2009
mami... ¿por qué nadie quiere mis ojitos?
ni mis manitas... ni mi nariz

¿por qué mami?
Arañazos
- Sonríe
- No tengo motivos para hacerlo
- Pues yo te daré uno.
(Ella lo mira con suspicacia)
- TE ODIO
- ¡Mentiroso! (Sonríe)
- Mentiroso y todo lo que quieras pero te acabo de robar una sonrisa.
- No, ¡eso no vale!
- Jaja cariño en el amor y en la guerra todo vale.
- Bah, ¿con que esto es una guerra entre tu y yo?
- Mm.. si. Una guerra que consiste en quien hace mas feliz al otro. Y yo acabo de ganar mi primera batalla.
- Tu lo has dicho, la primera batalla y porque fue a traición pero no creas que va a ser una guerra fácil de ganar.
(Se miran desafiadamente)
- Tampoco será una guerra difícil de perder...


Y así fue como el lobo engañó a la estúpida de Caperucita
-Soñé que me casaba contigo, pero tú no eras tú, bueno, si pero no... no puedo explicarte. Eras algo tan especial, tan único, pero le faltaba ese toque, esa tú real... ¿entiendes?
Bueno, en fin, nos casábamos y comíamos tréboles y teníamos 3 margaritas por hijas y éramos inmensamente felices.
- Haha, tú y tus sueños...
- Los sueños se pueden hacer realidad ¿sábes?

Y en ese momento se arrodilló ante ella, y sacó de la bolsa de su chamarra, empapada por la lluvia, una caja, una margarita y un anillo al final.
Azul, morado, chicles, bombas, sol, verde pasto, margaritas, é l , sus sueños, el tiempo...

Y si se sienta (s o l a) a pensar, siente que ha desperdiciado 3 años de su vida que nunca van a regresar... ahora tendrá que correr para alcanzarlos, aunque no será lo mismo.
Pero, ¿y si realmente no los tiró por el acantilado? Y si todos esos pensamientos, y lágrimas, y risas que alguna vez la acompañaron significaron realmente algo?
te quiero pequeña
Apareció en la pantalla y no hubo manera de apagar sus ojos ni de esconder esa sonrisa que no quiso reprimirse más.

insignificante

Miraba el techo del cuarto, pensaba, pensaba... y vió caminar por ahí una arañita....

¡Qué vidas tan insignificantes! Tan pequeñas, tan ajenas... y aún así, pensándolo mejor... ¿Cómo juzgar algo que se desconoce totalmente?

con el pie derecho

Amanece... pero no puedo saberlo con certeza, confío en el interior de mis párpados que me lo dice, porque no quiero abrir los ojos. Soñé contigo, sabes que lo haría mil y una veces más. Quiero saber cómo terminan las cosas esta vez...

Y dejo que se enreden sin parar, tu corazón con el mío...





Me gusta la sensación de mi corazón sonriendome de nuevo...
Amanecieron sus ojos frescos, sus piernas ligeras, el cabello atrapado en un chongo revuelto y mil margaritas para la cena.
Ese día con el que había soñado desde niña por fin había llegado, lo sabía porque su estómago se lo gritaba, aquellas mariposas tan presentes en la última temporada hoy estaban más activas de lo que nunca habían estado.
Estaba parada junto a la ventana, con los pies enfundados en los calcetines, pensando, mirando, disfrutando cada rayo de sol que pudiera hacerle sonreír un poco más. Admiraba el color verde brillante de las plantas, olfateaba la brisa de cada mañana y sentía como el viento le besaba la cara detrás de la cortina de tul blanco y cerraba los ojos y volvía a comenzar.
¿Habría existido en todo el mundo, en toda la historia, una felicidad como ésta?

btw: imagen de kursad

Grandes amores

Un corazón herido sólo se cura con amor, me dijeron hace poco. Y en eso estaba pensando, y también en que hace mucho que no escribía nada, así que aquí va, otro pedacito de mi mente.Hay grandes amores en ésta vida, amores incondicionales que no piden algo a cambio, de ésos de verdad pues, porque realmente se supone que de esto va el amor, dar sin recibir, no es algo fácil para todos. El tema me vino con un sueño, soñé con algunas alguienes que me han amado a pesar de todo, que nunca me pidieron nada para quererme y que, a pesar, de todas las cosas que yo me pude mandar, siguieron ahí, conmigo, amándome como nadie más lo hacía, ahora ya no están, pero puede ser que estén conmigo más de lo que nunca estuvieron.¿Hasta cuántas partes aguanta ser despedazado el corazón antes de que no sienta más?¿O es que entre en más partes esté, mejor se está?¿Y que si esas partes que hemos regalado no están cerca de nosotros, que si se las llevaron sabiendo que nunca van a regresar?Son tantas cosas que …