Entradas

Mostrando entradas de abril, 2009

un paso, luego otro…

Y así nos subimos al elefante, estaba tranquilo y se inquietó un poco al sentirnos cerca, porque no sabía quienes éramos (no nos veía), pero ya cuando volteó y vio a Rodrigo, hasta podría decir que sonrió.Estaba lloviendo ( ay! como adoro el olor a lluvia). Se veía sobre la piel del elefante como las gotas rebotaban y se partían en mil pedazos. Me parece tan hermosa la lluvia, es un todo, el sonido, el olor, tan mágico, hasta los colores mejoran, se vuelven limpios, intensos, tan puros como solo los ves cuando llueve (y de repente, viene el plus del arcoiris, que será tema para otro día supongo). Yo me reía, mucho, el también (sobre todo de mi adorando la lluvia)… Había sido un día tan bonito… de esos que nunca quieres que se te olviden, es por eso que regresé directamente a escribirlo en mi cuaderno naranja, para no olvidar ni un pequeño momento, para no dejar atrás ninguna risa.Bueno, en fin, aún con la lluvia, emprendimos el vuelo…

100 entradas!

Imagen
Había vivido ahí toda su vida pero nunca se había dado cuenta de lo mucho que quería todo, y a todos. Creo que lo demostraba todos los días, cuando llegaba corriendo retrasada todas las mañanas y regresaba a casa con una sonrisa aún más grande que con la que había llegado.
Pero el tiempo la alcanzó y un día todo cambió, tuvo que crecer... Y alejarse un poco de todo eso que tanto amaba para conoceR cosas nuevas.
Y creció, pero nunca olvidó ese lugar en el que había vivido feliz & plena

Y es que siempre he sido una persona con unas casualidades barbaras! De esas que te llaman por teléfono justo cuando estabas por marcarles, que aparecen justo cuando las mencionabas. Hace exactamente 10 meses (un 29 de junio) comenzé a escribir en mi punto&apartee, cumpliendo exactamente con este post los 100!
El que se lee arriba, fue el primer post en este blog. Tanto que ha cambiado mi vida en ese tiempo, tanta gente a la cual no he vuelto a ver y que aún así la recuerdo de repente, y tanta gente …

(♥    )

Imagen
Y despertar con una felicidad infinita como la de hoy... raro...
Hoy tengo tiempo para ser feliz, a pesar de que el mundo se cae a pedazos,
y es que estoy con todos los que quiero, y tengo todo lo que necesito.
El pensamiento me lleva lejos lejos, y regresa, y lo pierdo de nuevo.
El refresco de limón helado, directo de la lata, suena como bzz y combina con los coches que pasan cerca de mi casa. Y con el montón de globos desinflados que ahora tengo que ordenar.
(Tanta vida, tantos recuerdos)
Tanta azúcar... oh! tanta azúcar...
Sigo saboréandome ese beso, dulce como ningún otro.
Mi mente no esta aquí conmigo, ni allá con los míos, simplemente no tengo idea de donde está. Es vaga, ultimamente más, siempre ha sido así, le gusta viajar, sólo que no siempre me cuenta donde estuvo.
La cocina se siente sola hoy, creo que tengo que hacerle compañía, la gelatina de ayer no fué suficiente, el arroz de anoche fué algo diferente.
Sigo soñando despierta, sigo soñando contigo.
Hubo un día en que me olvidé de respirar...

deshacer

Imagen
(a veces extraño cómo me hacías sentir increíble)





¿Des/hacer?¿Por qué no de/sha/cer?
Hago y deshago... ¿o de sha go?
ya no sé...
Y un día hizo...
POOF!

Y desapareció...

gris

Imagen
Era encantadora... pero era gris.
Cara inexpresiva, sonrisa pidiendo desesperadamente que la dejaran salir, aunque fuera un rato . Ojos profundos, voz de manzana.
Pero tenía miedo. m i e d o. Ella tenía miedo. No sabía que pasaría después del gris. Quería ser rosa, o verde. Azul perfecto. Arcoiris. Pero no sabía como. Y nadie la tomaba de la mano. (Ella tampoco lo pedía)

ji ji

Imagen
Y una vez más se despertó como todos los días... con el cabello enmarañado y las ideas frescas.
No era un día diferente (o tal vez sí), tampoco especial (la verdad es que no sabía nada).
Todavía no bajaba al mundo y ya estaba haciéndose ideas (como siempre).
Soñaba, volaba volaba, abría los ojos y los cerraba.