Ir al contenido principal

llovemos?

Tantas veces la gente te cuenta cómo las gotas de lluvia se estrellan en su ventana, cómo pasa el tiempo y te puedes perder en ellas, escoges una gota y la sigues hasta que desaparece entre el montón, y encuentras tantas en el camino que se aferran al vidrio, al techo, y luchan por no caer, tantas gotas, tanta luz… pero puedo asegurar que nunca nunca lo han visto desde mi ventana.

Cada ventana tiene su magia pero la mía es tan especial, tan mía, tiene una vista cambiante (como yo), diferente a cada segundo por tantas y tantas cosas, los coches, las personas, los árboles, los sonidos de ciudad, la espera de encontrarte algún día esperándome debajo, tiene su magia, lo puedo asegurar.

Y hoy me doy cuenta de repente de la escena de la que soy parte, la lluvia, los coches que pasan ignorando mi presencia, las sombras, la luz naranja que se cuela desde la calle negándome la intimidad sólo con la luz de mi pantalla, mi cabello bien portado, mi música tranquila, mi sillón de rayas. Qué bonito es estar vivo,,, y saber que existes en algún lugar de este mundo, y te sigo esperando. Y encontrarte para volver a perdernos en este mar de gente. ¿Llovemos?



---xX

Hoy encontré la solución a mis problemas, me dormiré temprano i me levantaré temprano, dejaré la flojera atrás y me recetaré 1 hora de compu máximo... ¿Qué como lo voy a lograr? No lo sé, pero creo que vale la pena intentarlo...

Comentarios

  1. Me ha parecido muy lindo tu blog... te seguiré leyendo.

    Yo soy de esas personas que se pueden pasar horas en la ventana viendo llover, adivinando en qué otro lugar habrá personas adivinando que existo mientras ven llover.

    ResponderEliminar
  2. Amo la lluvia, su olor, su sonido y cómo hace que se vean las cosas :)
    un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus palabras hermosa.
    Te dejo fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. OOhh.. cómo me encanta la lluvia. Y ¿sabes? igual de rara, melancólica y mágica es mi ventana.. pero sería más rara y más melancólica y más mágica, si no estubiera frente a las espaldas de un edificio que me quita toda la hermosa vista x(

    Saludos, linda!

    ResponderEliminar
  5. me emociono mucho...! es muy bonito lo que has escrito, cuando tenga más tiempo espero leer más cosas tuyas..

    que pases bien.

    ResponderEliminar
  6. sabes, me gusta tu forma de pensar, no esperaba encontrar algo asi hoy, leere un poco mas

    en la lluvia, hace mucho tiempo, me sentía tan cerrado al solo ver mi mundo, así que cambie, y vi mas aya de mi, veía el mundo de todos los demás, después, el mundo que formamos todos, hoy me das un motivo de ver nuevamente mi mundo pero yo se, que no es el mismo mundo que deje, han entrado muchas gotas en el, la lluvia de la vida ha llenado por completo, y la inundación me conforta, quiero encontrarme en este mar y aunque no te conozco, y hasta ahora solo he leído esto de ti, ya eres parte de este lugar, como si esperara escucharte en cualquier momento, gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

inspira(me) ☮

Entradas populares de este blog

Llegaste a tiempo

Jaime Sabines
Debí haberte encontrado diez años antes o diez años después. Pero llegaste a tiempo.
Antes, me hubiera gustado conocerte con libertad, sin restricciones.
Sin limites ni complejos.
Después, con calma y serenidad,
Con paciencia y el tiempo que me permite la experiencia.
Te conocí a tiempo, a tiempo de encontrarte,
Para saber que existías, para llenar mis ojos y mi boca de tu sabor.
Para encontrarnos en el mismo tiempo y espacio.
Para disfrutarte y que me disfrutes,
Para tocarte y que me toques.
Para que supieras que yo estaba aquí para que me tomaras.
Y que me dejaras tomarte a ti
No fuiste antes ni después, fuiste a tiempo.
A tiempo para que me enamorara de ti.
---------------------------------------------------xX 

En boca de otros porque la mía ya no dice, y quién mejor que Sabines para decirlo.

¿Cuándo fué la última vez que hiciste algo por primera vez?

Se paseaba entre memorias, las recorría una a una con calma, su historia con ella siempre había sido siempre impredescible. Ella en sí, era todo un personaje, ella en sí, envolvía un tipo de misterio que a veces le era imposible de comprender. Caminaba como si flotara, bailaba en el supermercado y cantaba en las calles cuando iba sola (sólo el lo sabía, así como sabía que hablaba sola pero ni ella lo notaba). Y cada día procuraba inyectarle algo diferente a su vida; sí, se aburría muy rápido. Una loca inestable total, el peor partido que pudo conseguirse decía su madre. El, por su parte, seguía sorprendido de que ella no se hubiera aburrido de él, hasta el momento... ¿Quién podía predescir su futuro?
Un día se lo preguntó, a lo que ella le respondió que era la primera vez que hacía eso, y que le gustaba probar cosas nuevas siempre...¿Cuándo fué la última vez que hiciste algo por primera vez? ¿Cuándo fué la última vez que seguiste tus impulsos y dejaste que la vida te sorprendiera? Era…

Quién más

¿Quién más que tú, corazón, para arrancarme esas sonrisas kilométricas? ¿Quién más que tú para abrazarme el corazón y derretirme con esas miradas efervescentes que sólo tú tienes? No sé cómo haces amor, no sé cómo haces que yo te quiero cada día un poco más, no sé cómo pero en serio te lo agradezco.