El viento baila al ritmo de nuestra canción, a nuestro ritmo. Bailemos con él.
¿Lo sientes?
Recuerdo el día en que te conocí, el viento se dejó de sentir como siempre y se volvió tuyo, y podía escuchar con él tu respiración, y estuvieras donde estuvieras, me traía tus pensamientos y sé que pensabas en mí, que me sonreían tus ojos aunque no me vieras. Y hoy, hoy te quiero más.

Comentarios

  1. Yo también pienso eso del viento.. y aunque no bailo con él (porque bailo horrible) comparto siempre los aromas de otras gentes.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

inspira(me) ☮

Las más

Llegaste a tiempo

Sin sabor

11.11