de ésas que saben a amor

Me llenaste de esas palabras que saben a amor y yo confirmé nuevamente que  no podíamos seguirle privando más a nuestras almas conocerse todos los días, y yo no necesitaba más que sentirte cerca, tu respiración en mis oídos. Luna, cristales empañados, música, pestañas enredadas. Tus manos explorando tierras nuevas, mis manos en tu cielo. La vida no es suficiente para recorrer tu constelación de lunares, cambiante y única, así como tú.
Luna llena, tuya, mía, de los que sueñan y de quienes la ignoran, así como tú, sé que no la veías pero crees en su magia, esa magia que nos envolvía, que nos rodeaba a cada momento, entre cada beso y cada sueño que nacía en ese momento.
Respiraciones sincronizadas, ojos cerrados. Con ellos pude saber que aunque no fueras guapo, eras para mi, éramos finalmente tu y yo. Me llenaste de palabras, de esas que saben a ilusiones, de esas que huelen a historias nuevas, de esas que pegan en el alma gritando que no es posible esperar más. Te quise, como nunca antes lo había hecho, como nunca más lo haré.
 No te fíes de un beso a medianoche... Si hay luna no te fíes...

Comentarios

  1. No te fíes de un beso a medianoche... Si hay luna no te fíes...
    ¡Jus!Tomo nota.
    Qué dulce y qué bonito.
    Hoy estoy en mi día rosa.
    Un beso MUYGRANDE :)

    ResponderEliminar
  2. Que bella entrada, me encanto =)
    mucha suerte
    beso!!

    ResponderEliminar
  3. Esa luna aveces nos engaña pero no deja de ser hermosa preciosa y bella *-*
    que bonito texto me encanta Coztanza! :)
    un beso enorme de luna :*

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

inspira(me) ☮

Las más

Llegaste a tiempo

Sin sabor

11.11