Quería sacarme el corazón y mandarlo muy lejos para no sentirlo más, dolía demasiado, latía demasiado, sentía de más...
Y entre más lo pensaba, me di cuenta que realmente no quería sacármelo porque estabas tú ahí dentro, y no quería deshacerme de ti, a pesar de todo, no quería estar lejos de ti.
Y me encogí, y me abrazé el corazón, y esperé a que dejara de doler... sigue doliendo.

Comentarios

  1. Aunque duela demaciado, hay que seguir, tienes que ser fuerte un beso enorme constanza :*

    ResponderEliminar
  2. Me dio tristeza tu entrada...
    Uno que es feliz xD

    te quiero con.. sigue adelante

    ResponderEliminar
  3. Si dejamos el corazón.. dejamos de existir.. creo que esos son los riesgos de sentir y venir al mundo. Me encantó tu entrada.

    Cuídate!

    ResponderEliminar
  4. quiza su dolor sea algo hermoso, despues de todo el amor no siempre es rosa

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

inspira(me) ☮

Las más

Llegaste a tiempo

Sin sabor

11.11