Ir al contenido principal


Hoy me quedé viendo las nubes mientras llovía, el cielo era gris y se caía a pedazos, pero había, en un lado, una parte azul, mi azul perfecto, y recordé que nunca están cerradas todas las puertas.

Después de que terminó todo, se sentó sola a llorar en las escaleras, a vaciar el estómago de tanta rabia, a maldecirte una y mil veces por haberla dejado, por haberle hecho creer algo que no era.
Tenía la piel chinita y el alma hecha un nudo, sin embargo, el corazón le hizo cosquillas y comenzó a reirse de ella misma, te seguía queriendo de la misma manera. Ese cariño tan rojo se había manchado de negro, pero seguía siendo el mismo, genuino, especial, tan hecho solo para tí.

Comentarios

  1. Y, aunque no sea lo mismo, el último trocito me ha recordado tanto a mí...
    Me ha encantado :)
    Un beso MUYGRANDE.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón: nunca están cerradas todas las puertas.
    Me encanta :D
    Un besito^^

    ResponderEliminar
  3. wooow me gustoo :)
    aveces pasa q no importa cuando nos haya lastimado una persona
    o cuantas veces haya roto tu corazon
    sigues amandole con cada uno de los pedacitos
    saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. pienso que con un poco de tiempo volvera a ser = que antes, o aun mejor quien sabe?

    besos

    ResponderEliminar
  5. Es lo que hace la lluvia, que te hace llorar y empezar a reír en una milésima de segundos.

    ResponderEliminar
  6. En esos momentos es cuando debemos recordar aquello de las demás puertas, ¿no crees? ;D

    ResponderEliminar
  7. con.. el alma hecha un nudo pero el corazon haciendo cosquillas.. eso estuvo hermoso

    ResponderEliminar
  8. No hay ningún daño irreparable, al final siempre somos capaces de salir hacia adelante.

    ResponderEliminar
  9. Adoro los días de lluvia porq te hacen refleccionar tanto por la paz que implica sentir las gotas caer una tras otra.

    Es increible como cuando uno se enamora no le interesa a ese sentimiento que nos adueña si esa persona siente lo mismo o si después de un tiempo se aleja y ya no lo siente.
    No llores por que termino sino porque sucedio =)

    besoteee

    ResponderEliminar
  10. hola Luna,

    porque non escrives en el 'perdete comigo'?
    és un buon nombre...
    abzs,

    Gus

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

inspira(me) ☮

Entradas populares de este blog

Llegaste a tiempo

Jaime Sabines
Debí haberte encontrado diez años antes o diez años después. Pero llegaste a tiempo.
Antes, me hubiera gustado conocerte con libertad, sin restricciones.
Sin limites ni complejos.
Después, con calma y serenidad,
Con paciencia y el tiempo que me permite la experiencia.
Te conocí a tiempo, a tiempo de encontrarte,
Para saber que existías, para llenar mis ojos y mi boca de tu sabor.
Para encontrarnos en el mismo tiempo y espacio.
Para disfrutarte y que me disfrutes,
Para tocarte y que me toques.
Para que supieras que yo estaba aquí para que me tomaras.
Y que me dejaras tomarte a ti
No fuiste antes ni después, fuiste a tiempo.
A tiempo para que me enamorara de ti.
---------------------------------------------------xX 

En boca de otros porque la mía ya no dice, y quién mejor que Sabines para decirlo.

¿Cuándo fué la última vez que hiciste algo por primera vez?

Se paseaba entre memorias, las recorría una a una con calma, su historia con ella siempre había sido siempre impredescible. Ella en sí, era todo un personaje, ella en sí, envolvía un tipo de misterio que a veces le era imposible de comprender. Caminaba como si flotara, bailaba en el supermercado y cantaba en las calles cuando iba sola (sólo el lo sabía, así como sabía que hablaba sola pero ni ella lo notaba). Y cada día procuraba inyectarle algo diferente a su vida; sí, se aburría muy rápido. Una loca inestable total, el peor partido que pudo conseguirse decía su madre. El, por su parte, seguía sorprendido de que ella no se hubiera aburrido de él, hasta el momento... ¿Quién podía predescir su futuro?
Un día se lo preguntó, a lo que ella le respondió que era la primera vez que hacía eso, y que le gustaba probar cosas nuevas siempre...¿Cuándo fué la última vez que hiciste algo por primera vez? ¿Cuándo fué la última vez que seguiste tus impulsos y dejaste que la vida te sorprendiera? Era…

Quién más

¿Quién más que tú, corazón, para arrancarme esas sonrisas kilométricas? ¿Quién más que tú para abrazarme el corazón y derretirme con esas miradas efervescentes que sólo tú tienes? No sé cómo haces amor, no sé cómo haces que yo te quiero cada día un poco más, no sé cómo pero en serio te lo agradezco.