Abro una página sin número, mi mirada recorre la página en la búsqueda del número en un instante sin éxito, checo la anterior, 27. Veo una marca de dedo, roja, alguien comía al mismo tiempo que leía (igual que yo), sospecho si no habré sido yo, pero no, ya inspeccioné con cuidado cada uno de mis dedos y nada... abro una página sin número, y comienzo a leer...

Comentarios

  1. abrir un libro... hummmm qué sensación!!
    qué comería? :)
    besos!!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta encontrar restos de otros en libros y más si encuentro algo bonito en esa página

    ResponderEliminar
  3. Sigo impresionada de lo bello que está tu blog, cariñito. Qué bonita sensación me transmites con las fotos, lo que escribes y ese apartado de Federico Moccia. (Suspiros)


    Muchos besos grandes, grandísimos =D

    ResponderEliminar
  4. tu blog es romantico :) salgo toda enamorada de aca :P jajaj


    un besotee

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

inspira(me) ☮

Las más

Llegaste a tiempo

Sin sabor

11.11