ji ji


Y una vez más se despertó como todos los días... con el cabello enmarañado y las ideas frescas.
No era un día diferente (o tal vez sí), tampoco especial (la verdad es que no sabía nada).
Todavía no bajaba al mundo y ya estaba haciéndose ideas (como siempre).
Soñaba, volaba volaba, abría los ojos y los cerraba.

Comentarios

  1. eso me recordó mucho a una que otra mañana que he tenido...

    nos vemos mañana, con!

    estudia!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

inspira(me) ☮

Las más

Llegaste a tiempo

Sin sabor

11.11