seis cincuenta am


El frío me está congelando las pestañas y no quiero despertarme, pero supongo que en algún momento tendré que hacerlo para ir a clases ... Todavía no suena el despertador así que todavía me queda un ratito más. Y entonces me estiraré para apagarlo y el frío se pegará a todo mi cuerpo y me sentiré como un cubito de hielo y entonces sí tendré que huir hasta la regadera y esperar a que cada una de las gotas hirviendo me curen y me hagan aterrizar de nuevo y mi corazón se vaya derritiendo de nuevo, y lo secaré después con cada uno de mis cabellos que vuelan con el aire de la secadora de pelo. Me pondré linda como todos los días, escogeré mi sonrisa preferida y andaré, a vivir un día más. Mientras tanto, creo que puedo seguir durmiendo otro rato ...

Comentarios

  1. Es lo mejor que he leido en la semana. En serio. Me ha gustado mucho, particularmente, porque odio levantarme.. y, generalmente, porque me encantan tus anáforas.

    Saludos, linda!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Me encanta tu blog, siempre me anima echarle un vistazo alo que escribes y a las fotos que publicas...me empecé a fijar en tu blog más que nada por las imágenes, me gusta como las combinas con lo que escribes, me gusta lo que escribes y cómo lo haces. :D Pasate por mi blog si te apetece ah!!! y se me olvidaba:
    resulta que me otorgaron un premio y ahora te lo doy a ti. Está en mi blog!!

    y sigue así ok??
    Saludos!
    http://pauloka-pekas.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

inspira(me) ☮

Las más

Llegaste a tiempo

Sin sabor

11.11