Dilemas eternos


¿Qué prefieres: amar o que te amen?
Sólo puedes elegir una de las dos.


Y al final, sólo se trata de abrir el corazón, desnudar tu ser ante alguien más, quedar vulnerable, darle a alguien más la posibilidad de abrazarte o destruirte... ¿Vale la pena? Probablemente al final quedemos como la principio ¿Solos? Cada quien está tan solo como quiere... Y si nos detenemos a pensar... ¿Realmente llegamos a estar solos? O peor aún... ¿Cuándo estuvimos realmente acompañados? Nacimos solos, con ayuda... pero solos (hay palabras que son fuertes, ésta es una de ellas.) ¿Heridos? Cada quien deja que se le lastime, poco a poco, hasta que duele... 
Y al final, sólo se trata de vivir, de sentir, hasta que duela tal vez, pero que se sienta... Esa ráfaga que nos recuerda que estamos vivos, y que podemos más, siempre podemos más. Que pierdes, que ganas, que vives, que aprendes...  
Yo no cambio por nada esa sensación plena de sentir mi corazón lleno, mi alma contenida a un nivel explosivo. 
Al final, no cambio por nada estar viva, sintiendo intensamente, viviendo con el alma...

Comentarios

  1. Pg. 84
    "Las gentes tienen estrellas que no son las mismas. Para algunos que viajan las estrellas son guías. Para otros no son más que pequeñas luces. Para otros, que son sabios, son problemas [...] !Tú tendrás estrellas que saben reír! "

    Quizá mucho de lo que escriba no tenga sentido ahora. Tenle paciencia a mis palabras. Todas las rosas parecen iguales. Sin embargo no cualquier rosa es tu rosa. Tenle paciencia a tu rosa.

    Te leo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

inspira(me) ☮

Las más

Llegaste a tiempo

Sin sabor

11.11