Como el kiwi



Si algo he aprendido últimamente es que en verdad puedo comerme el mundo a mordidas si quiero hacerlo, que no hay absolutamente nada que sea imposible, ni siquiera el vivir para siempre. ¿Que hay que luchar mucho para lograrlo? Sí que sí, pero si estamos dispuestos... podemos hacerlo hasta el cansancio. Y ésta sensación de felicidad, no me la quita nadie. :D

Comentarios

  1. ¡Eso sí que es optimismo! Dí que sí, se puede conseguir todo si se le echa ganas.

    ResponderEliminar
  2. Pues que no te la quite nadie ni que tu lo permitas.
    Un beso =)

    ResponderEliminar
  3. Esa felicidad conservala como un tesoro, porque en realidad lo es!!! Subida de animo tu entrada! es genial! un beso

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡Ese es el espíritu!!!! :):):)

    Me encanta la imagen que encabeza el blog, yo soy una negada para esas cosillas =P

    Un saludo cielo,
    cuídate y que sigas así de feliz!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

inspira(me) ☮

Las más

Llegaste a tiempo

Sin sabor

11.11