11.12

Hoy recuerdo el día en que te fuiste de mí...el día en que pensé en ti y mi corazón no se hizo una pasa, ni se puso verde, mucho menos empezó a latir desquiciadamente. Alguien dijo tu nombre y yo sólo sonreí porque entonces supe que habías salido de mi, que habías dejado de estrujarme el corazón. Alguien dijo tu nombre y mi organismo entero permaneció sereno, ningún sobresalto, las mariposas no dijeron nada (por eso me di cuenta de que habías salido, sólo pensar tu nombre y las mariposas hablaban, y hoy... nada). No quedó guardado nada más que buenos recuerdos, más que risas y la sensación de tus dedos entre mis dedos. El corto hilo que nos unía cada vez es más largo, jamás puede cortarse, no tendría sentido, eso lo sé, pero me siento libre de tus ojos, me siento libre para tirar más hilos al viento y alguien decida amarrarlos a su mano. Son las 11.12, la magia se cumplió una vez más.

Comentarios

  1. siempre es bueno sentirse libre, tu vida siempre es tuya :)
    Besitoos preciosa! Extrañaba pasarme por aquí!

    ResponderEliminar
  2. Tarde o temprano debía salir... pero eso no quiere decir que sea algo malo.
    Un beso MUYGRANDE :)

    ResponderEliminar
  3. El tiempo, preciosa.. el tiempo lo es y dice todo.

    Un abrazo, cuídate.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

inspira(me) ☮

Las más

Llegaste a tiempo

Sin sabor

11.11