azuL perfecto


Se conocían solo en sus sueños, sus mentes habían estado unidas desde hace mucho tiempo, sus corazones se amaban intensamente pero sus cuerpos todavía no habían tenido la oportunidad de conocerse. Se encontraron una tarde de Abril bajo ese cielo azul perfecto, los ojos de Darío se toparon con unos ojos miel a los que no se pudo negar, eran los ojos de Diana, en cuanto sus miradas se cruzaron no hubo nada más que los pudiera separar.

Comentarios

Las más

Llegaste a tiempo

Sin sabor

11.11